U. Central y FUCS preparan prototipo de ventilador mecánico para
la contingencia del COVID-19

Con el propósito de suplir la escasez de este tipo de equipos en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales del país, la Universidad Central y la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud - FUCS, bajo el liderazgo de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas, y la Facultad de Medicina, respectivamente, trabajaron en conjunto en el desarrollo del prototipo de ventilador mecánico que ya se encuentra en pruebas de funcionamiento.

El prototipo del ventilador mecánico ya se encuentra validado en su operación y, desde el 2 de abril, está operando sin interrupción sobre un pulmón artificial. Lo que sigue en este proceso es la prueba en animales, en este caso, en cerdos, para luego pasar a aprobación por parte del Invima y comenzar la producción”, manifiesta Adolfo Naranjo, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas (FICB) de la Universidad Central.

Y agrega: “esta emergencia global requiere de amplios esfuerzos de diferentes sectores para hacer frente a las situaciones cambiantes que a diario enfrentamos. Por eso, y con el ánimo de aportar efectivamente al tratamiento de covid-19 en nuestro país, junto con las FUCS emprendimos este proyecto”.

El prototipo, realizado por ingenieros de desarrollo con experiencia en equipos biomédicos y médicos con experiencia en áreas de neumología y cuidado intensivo, es el resultado del análisis realizado al funcionamiento de un equipo de ventilación comercial, proporcionado por el Hospital Infantil Universitario de San José en la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud FUCS.

El tipo de ventilación comercial se encuentra en diferentes unidades de cuidados intensivos nacionales e internacionales y cumple con todas las especificaciones técnicas requeridas para el manejo de pacientes con deficiencia respiratoria. Así que por esto se decidió tomarla como objeto de investigación”, explica.

El desarrollo tecnológico del ventilador mecánico está a cargo de la Unidad de Diseño, Innovación e Integración de Tecnología (DIT) de la U. Central, desde donde se ha trabajado para conseguir que cumpla, entre otros, los siguientes requerimientos de operación:

  • Se conecta a las fuentes de oxígeno y aire mediante acoples estándar existentes en los hospitales.
  • La frecuencia respiratoria se puede modificar de 5 a 30 respiraciones por minuto.
  • El tiempo de inspiración se puede modificar de 1 a 6 seg.
  • La presión sostenida al final de la espiración (PEEP) se puede ajustar por el usuario entre un valor de 5 y 25 cm de H20.
  • Es posible ajustar la presión máxima de inspiración desde el valor de PEEP hasta 40 cmH2O.
  • Alarma auditiva y visual cuando pierde presión en la mezcla de aire oxígeno y cuando las presiones del sistema están fuera del rango programado.

El Dr. César Enciso, Intensivista, docente FUCS y Coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Infantil Universitario de San José que ha estado al frente de este desarrollo, manifiesta que la crisis que se vive en los sistemas de salud en el mundo por la pandemia de COVID-19, se ha caracterizado por insuficiencia en los recursos que se requieren para atender un gran volumen de pacientes.

Los equipos de ventilación mecánica se encuentran dentro de los primeros lugares, en la lista de dispositivos que no alcanzan para brindar el soporte vital necesario con una mayor probabilidad de morir si no se logra una disponibilidad inmediata”, agrega el Dr. Enciso.

La Universidad Central y la FUCS han desarrollado este ventilador mecánico que se caracteriza por ser de rápida fabricación, con un costo ajustado a las condiciones actuales del sistema de salud y con las prestaciones suficientes para brindar asistencia a pacientes graves afectados por la infección, aún en condiciones fuera de la unidad de cuidados intensivos”. Puntualiza el docente de la FUCS.

La trayectoria, experiencia y proyección social de estas dos instituciones de educación superior son garantía de excelencia académica e investigativa, tanto así que ambas cuentan con acreditación institucional de alta calidad. Reconocimiento entregado por el Ministerio de Educación Nacional.

El país cuenta con la seguridad de que nuestro ventilador mecánico aportará positivamente en el tratamiento de la enfermedad del covid-19, porque su desarrollo está respaldado por la experiencia de nuestra Facultad y la orientación de la FUCS y sus dos hospitales: Hospital de San José y Hospital Infantil Universitario de San José”, enfatiza el decano Naranjo.

Estas dos instituciones de educación superior ya han desarrollado varios proyectos en conjunto. Entre ellos se destacan, la puesta en marcha de la Maestría en Bioingeniería y Nanotecnología, cuyos profesores e investigadores respaldan esta iniciativa.
 

HISTORIA